XVI Encuentro Nacional club Land Rover Todo Terreno de España

14/06/2019

Durante los días 17, 18 y 19 de mayo de 2019 y gracias a la invitación de su nueva directiva pudimos disfrutar en el aeródromo de Tardienta, Huesca, de un gran evento en compañía de los socios del club Land Rover.

Como ya es tradición el club organiza dos actividades anuales, la otoñal y la asamblearia. La respuesta por parte de los miembros del club fue masiva en forma de 150 vehículos inscritos y 300 personas.

No hubo ni un rato para el descanso en el programa de actividades. Podías elegir entre coger tu coche y recorrer el entorno de los Monegros con rutas y disfrutando de un día climatológicamente casi perfecto o bien quedarte en el aeródromo y recibir cursos de conducción, realizar los circuitos, escuchar las charlas y experiencias de otros viajeros y aventureros o ver los Land Rover más veteranos que hasta allí acudieron, además de los más conocidos series magníficamente conservados había hasta un rarísimo y exclusivo 101 o un Santana 1300 de cabina doble.

Hasta un concurso de tortillas de patata tuvo cabida y muy buena aceptación entre los presentes, con tres categorías eso si, sin cebolla, con cebolla y con cebolla y verdura. 

Por nuestra parte al acabar la cena pudimos hablar un poco de nuestra asociación con el objetivo que hemos estado realizando últimamente, el de acercarla a los aficionados y hacerles ver que el colectivo del todo no lo va a crear la administración y no nos queda más remedio a los usuarios que montarlo por nuestra cuenta para aunar las voces del colectivo.

Me gustaría destacar el trabajo llevado a cabo por la directiva, con Alberto Izquierdo a la cabeza, ya que es más que admirable. Preparar un evento de estas características en Aragón, solicitando permisos a 3 organismos diferentes, a cada pueblo por el que se va a transitar. Organizar los tracks para todas las diferentes rutas, los circuitos de habilidad, las actividades de formación, de coloquio, de entretenimiento, las empresas colaboradoras, las comidas y cenas, hablar con alojamientos… es algo que requiere de muchas muchas horas y que pocas personas están dispuestas a ofrecer solo por el hecho de mantener vivo su club, de promocionar su afición, de pensar que si aportan su trabajo alimentan este colectivo y algo les reportará en el futuro para poder seguir recorriendo el monte y acercándose a la naturaleza a bordo de un todo terreno y compartiéndolo con los amigos.

Como nota negativa destacar la de un ayuntamiento que a pesar de tener un alojamiento con el total de sus 30 habitaciones ocupadas por integrantes de este evento denegó el permiso para pasar por sus caminos lo que motivó la obligación de modificar los recorridos.